Manchas

Al igual que en las manchas faciales, dependiendo del tipo, estará más indicado uno u otro tratamiento. Responden muy bien las de las manos. También son habituales en los antebrazos. Si aparecen tras algún traumatismo o cirugía, suelen estar provocadas el por depósito de hierro que queda tras el hematoma. En este caso la evolución es un poco más lenta pero se puede conseguir una franca mejoría.

Técnicas empleadas:

Es el tratamiento de elección en escote y manos. Aunque los protocolos habituales pautan 3 sesiones, en muchos casos sólo en una sesión ya hay una marcada mejoría. En el caso del escote suele haber un poco más de irritación con un oscurecimiento mayor de las manchas que se resuelve en las 2 semanas posteriores.

Más Información

En las manchas asociadas a traumatismos o cirugía, se obtiene un buen nivel de aclaramiento. Hay que asociar tratamiento domiciliario con cremas despigmentantes o quelantes del hierro. Habitualmente se pautan sesiones un poco más esporádicas y se va dando tiempo a que se vaya eliminando el acúmulo del pigmento que suele ser más profundo.

Más Información