Flaccidez

El descolgamiento facial se puede combatir desde varios frentes. Si viene provocado por una pérdida de grasa facial y de parte de la estructura ósea de soporte, una reposición en puntos lifting con un a.hialurónico de los voluminizadores va a conseguir un reposicionamiento de la cara con un aspecto muy natural e inmediata incorporación a las actividades cotidianas. Como complemento a ello o como opoción distinta, si no está indicado el relleno, se puede recurrir a los hilos tensores o a la radiofrecuencia, muy indicada esta última en zonas clásicamente con peor resultado como el cuello o los párpados.

Técnicas empleadas:

Cuando queremos tratar el descolgamiento facial en fases no muy avanzadas, una opción son los hilos tensores. Los hay de distintos materiales. Actualmente los más utilizados son los absorbibles, de polidioxanona, caprolactona, o poliláctico. Normalmente se combinan los espículados con mayor efecto lifting por sujeción, con los lisos para hacer un mallado de la zona y así estimular la producción de colágeno. La mejoría aparece a las 3 semanas y es máxima hacia los 3 meses. El efecto suele permanecer entre 12 y 18 meses.

Más Información

La amplia gama de cabezales de Endymed Pro permite el tratamiento de zonas faciales imposibles de tratar con otros dispositivos y con su tecnología 3DEEP consigue un calentamiento uniforme de la piel pero con una incorporación inmediata a las actividades y sin restricción de exposición solar (sólo una ligera aplicación de un protector solar). Nuestras zonas de elección son el cuello y la zona periorbitaria.

Más Información