Estrías

Las estrías aparecen cuando la piel no soporta el grado de distensión al que se le somete en determinadas situaciones como embarazos, subidas de peso, cambios asociados a la menarquía (primera regla). El pronóstico de mejoría, varía en función de su antigüedad, color, localización. Unas de las que mejor responden, son las estrías periumbilicales asociadas a flacidez que quedan tras el parto.

Técnicas empleadas:

Es nuestra primera opción, sobre todo siempre que son zonas muy delimitadas en las que se concentran las estrías. En muchas ocasiones lo simultaneamos en la misma sesión con el laser infrarrojo que aumenta el efecto de estimulación de formación de colágeno. Como suelen ser zonas no expuestas, el enrojecimiento y descamación posterior no son un condicionante como cuando se aplica en el rostro.

Más Información

No lo utilizamos nunca como tratamiento único pero sí asociado a los láseres fraccionados debido a su efecto estimulador de colágeno, sobre todo en zonas en las que hay pérdida de tono tras adelgazamientos o tras el parto ( estrías periumbilicales ).

 

Más Información

Aunque no es una opción prioritaria en el tratamiento de estrías, podría estar indicado en cuadros incipientes y de comienzo reciente ( estrías rojas y pequeñas ). El protocolo habitual es de 3 a 5 sesiones con un mes de intervalo.

Más Información