Cicatrices Inestéticas

Una cicatriz inestética puede estar provocada por muchos factores, mala cicatrización personal, técnica quirúrgica no adecuada, complicaciones postquirúrgicas... Dependiendo de cómo sea, se puede mejorar su aspecto mediante una combinación de distintos tipos de láser, algún relleno si es una cicatriz deprimida, parches o incluso nueva corrección quirúrgica.

Técnicas empleadas:

Este tipo de láser se utiliza en este caso para disminuir la dilatación de pequeñas venas dentro de la cicatriz que le dan color rojo y aspecto inflamado. No se utiliza en cicatrices blancas aunque estén abultadas. El fundamento es el mismo que el del
tratamiento de otros problemas venosos.

Más Información

Bien para mejorar cicatrices retráctiles (hundidas) o abultadas. Si son blancas, normalmente se empieza ya con él pero si son rojas, lo utilizamos tras los láseres vasculares.

Más Información

Cuando la cicatriz está ingurgitada, roja, pero no se distinguen venitas, preferimos la luz pulsada vascular a los láseres de Nd-Yag. El objetivo es el mismo, mejorar el color y disminuir el tamaño al bajar la inflamación.