Alopecia

 Una de las preocupaciones estéticas más frecuentes, sobre todo en hombres es la pérdida de cabello. Puede deberse a causas genéticas, hormonales, deficit de hierro o vitamínico, estrés o asociarse a otras patologías. En los casos en los que la pérdida es reciente y el folículo no está cicatrizado, puede recuperarse con tratamientos conservadores como la mesoterapia capilar o los factores de crecimiento (Regennia). Es muy frecuente en mujeres con hierro bajo o asociado a la menopausia. Si el folículo está cicatrizado, la única solución es recurrir la microinjerto de pelo autólogo extraído de otras zonas (normalmente la nuca), para lo que remitimos a nuestros pacientes a centros especializados.